Quien decide involucrarse en un proyecto de voluntariado internacional para ayudar a quienes más lo necesitan no lo hace esperando recibir nada a cambio, sino por la simple labor altruista de ofrecer lo que tiene y puede dar a los demás. Sin embargo, si además de vivir la experiencia enriquecedora que ofrece este acto solidario, se nos presenta la oportunidad de aprender idiomas, mejorar nuestro inglés y completar nuestro curriculum, la opción de aventurarse en un viaje de voluntariado se torna (si cabe) aún más atractiva. (más…)