aprender-ingles-propositos-para-el-año-nuevo

Aprender inglés de una vez por todas ¿Será éste el año?

Es invariable. Todos los años, por estas fechas, a la vuelta de vacaciones, realizamos nuestra particular “resolución para el nuevo año”.

Parece que una mayoría de estos buenos propósitos tiene que ver con dos objetivos:

– Este año aprenderé inglés de una vez por todas

– Este año bajaré 5 kilos de una vez por todas

Para la segunda, no te puedo ayudar mucho (a mí mismo no me vendría mal perder algún kilo). Pero para la primera sí te puedo dar un par de recomendaciones. Nada del otro mundo, pero después de unos años dedicado a la enseñanza del inglés sí te puedo contar lo que funciona. Y son básicamente 5 requisitos que si te paras a pensar, están a tu alcance.

 

1. Tiempo

Tampoco una cantidad exagerada. Pero recuerda que aprender un idioma empezando de nivel 0 y llegando hasta un nivel avanzado te tomará unas 600 horas y otras 300 de estudio individual. ¡No te asustes! Casi nadie comienza desde un nivel tan bajo, y son pocos los que necesitan llegar a expresarse a un nivel casi bilingüe. Aun así, ¿de donde vas a sacar ese tiempo? Si tu idea de aprender un idioma es dedicarle un par de horas sueltas a la semana y nada de estudio definitivamente engrosarás la larga lista de “eternos estudiantes”. ¿Qué tal si además programas un curso intensivo en verano? ¿O un curso de inmersión? ¿Te permitiría tu presupuesto obtener un curso en Inglaterra? ¿Puedes añadir algo a tus clases presenciales, quizá un complemento on-line o por teléfono? La verdad es que cuando tomas una decisión así se notan los progresos. 

2. Buena Memoria

Todo el mundo tiene mejor memoria de lo que cree. Pero nota que el inglés, por proceder de varias lenguas es difícil de aprender utilizando reglas estrictas, como las que existen en español. En muchas ocasiones es mejor aprender algo de memoria y asumir que “es que se dice así”. Valga como ejemplo la pronunciación final de “enough”, “dough” o “through”, las tres con un sonido vocálico diferente. Es mejor aprenderlas de memoria que intentar aplicar una regla.

3. Buen Oído

Y estarás pensando: “este va a decir que todo el mundo tiene mejor oído de lo que cree”. No lo sé, pero la realidad es que uno de los caballos de batalla de aprender otro idioma, particularmente inglés, es que la gama de sonidos utilizados en español es muy limitada. ¿Qué otro idioma tiene solo 5 vocales? Aprender nuevos sonidos y ser capaz de repetirlos requiere un oído fino, pero suele ser el paso decisivo para conseguir una buena pronunciación.

4. Arrojo

¿Os habéis preguntado alguna vez porque parece que los escandinavos hablan inglés perfectamente sin que esta sea su lengua materna? ¿O por qué los deportistas centroeuropeos hablan un español bastante decente a las pocas semanas de estar en nuestro país, mientras que a los españoles que emigran les cuesta “Dios y ayuda” expresarse en inglés? Mi impresión es que la diferencia está en el proverbial sentido de ridículo español. Cuando surge la ocasión de poner en práctica lo aprendido, estamos convencidos de que vamos a quedar mal si no nos expresamos en perfecto inglés. ¿Resultado? Preferimos dejar pasar la oportunidad. Incluso en clase de inglés, el estudiante español prefiere utilizar frases básicas que conoce bien, antes que intentar utilizar una construcción nueva, por miedo a hacerlo mal. Los que sean capaces de perder ese miedo tendrán mucho ganado.

Y lo más importante

5, Motivación

Claro que estás motivado. Si no fuese así, no habrías empezado esta aventura. En todo caso después de años en la enseñanza me sigo sorprendiendo cuando conozco gente que habla un inglés más que aceptable que aprendió a base de voluntad y esfuerzo utilizando métodos desfasados (todavía hay quien se acuerda de la frase de apertura de un método llamado “El inglés sin esfuerzo”: “My taylor is rich”) mientras que otras personas que parecen tener todo a favor se quedan estancadas. La diferencia es la motivación, y creo que una motivación fuerte es capaz de vencer cualquier obstáculo, incluidas carencias en los aspectos mencionados arriba.

Y seamos honrados, nada de esto está fuera de nuestro alcance. ¡Ánimo! ¡Éste puede ser el año!

Claro que después de lo dicho a lo mejor optas por matricularte en un gimnasio y perder esos kilos…..

 

 

David Warner

Director

ASTEXPRO

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

No te pierdas las novedades de nuestro blog ASTEX

¿Qué encontrarás en nuestro blog?

Descubrirás contenidos y consejos sobre educación internacional.

Tus datos no serán compartidos.