Aprende a hablar inglés y diferénciate de la mayoría

6 de cada 10 españoles aún no saben hablar inglés

La teoría ya la conocemos: saber idiomas (y, en especial, hablar inglés) es imprescindible. En una economía como la actual, cada vez más globalizada, quien no hable más de un idioma (como mínimo, inglés con fluidez) adolecerá de una importante desventaja profesional respecto a quienes sí lo hagan.

Sin embargo, los datos sobre el conocimiento de idiomas en nuestro país arrojan una realidad bien distinta. Y es que, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), a pesar de que un 94,8% de españoles considera que conocer idiomas tiene “mucha” o “bastante” importancia, solo un 11,4% estudia alguno (el 77,9% de ellos, inglés), frente a un preocupante 87,4% que no lo está haciendo. En otras palabras, solo 1 de cada 10 españoles está aprendiendo a hablar un idioma en la actualidad. Otro dato esclarecedor es que aunque el inglés sea la lengua más estudiada, apenas un 28% (solo 4 de cada 10) reconoce que lo usa con propiedad.

hablar inglés

 

¿Seguimos teniendo miedo al idioma de Shakespeare? ¿Quizá por el sentido del ridículo que acompaña a los españoles a la hora de hablar inglés? ¿Se trata de la típica profecía auto cumplida? ¡No debemos dejarnos condicionar por los prejuicios! En tal panorama, solo podemos afirmar que quien desee destacar frente a esa apabullante mayoría de personas que ni estudian ni saben un segundo idioma, no lo tiene nada complicado. Eso sí, todo aquello que se refiera al aprendizaje y dominio de una materia, y especialmente de un idioma, solo se consigue con esfuerzo y dedicación.

El problema quizá radique en que no vemos la necesidad real de aprender otro idioma. ¿Acaso nos faltan razones para decidirnos? Estos son solo algunos de los motivos imprescindibles que podría plantearse quien desee cambiar esa tendencia y salir de ese porcentaje de personas que aún no sabe hablar inglés (u otro segundo idioma) aun teniendo más medios y técnicas a su alcance que nunca:

1. Trabajo

La competencia por el talento ha pasado de ser regional o local a internacional. De ahí que, según la encuesta mencionada, el 61,2% de quienes estudian un idioma lo haga porque cree que lo necesita para su trabajo. Actualmente, 8 de cada 10 ofertas para perfiles medios o directivos exigen conocimiento de inglés a sus candidatos para desarrollar sus actividades profesionales, lo que nos debería hacer replantearnos invertir nuestro tiempo y dinero en un aprendizaje real del idioma.

2. Cultura popular

No solo es interesante hablar inglés para hacer negocios, obtener un empleo fuera de España o un contrato en una empresa nacional o extranjera dentro del país. Cada vez son más las actividades cotidianas que realizamos en las que se ve involucrada la utilización de otros idiomas (sobre todo, el inglés): en todo tipo de lecturas, programas de televisión, películas, series, redes sociales, al relacionarnos con otras personas…

3. Viajar

El hecho de que el español sea uno de los idiomas más hablados a nivel mundial no significa que cuando salgamos de nuestras fronteras vayamos a encontrarnos hispanohablantes en la mayoría de los países y lugares que visitamos. Sabemos que esto no es así. Y, aunque un 28% de los encuestados en el mencionado estudio asegura que sabe salir del paso a la hora de realizar compras o pedir un menú en un restaurante en el extranjero, en realidad muchos de quienes lo afirman reconocen que no lo hacen con la suficiente fluidez.

4. Autoestima

Lograr dominar algo considerado dificultoso y que requiere tiempo, esfuerzo y dedicación nos aporta una inmejorable sensación de satisfacción. Y es que no hay razón más poderosa que la que pueda provenir de nuestra fuerza de voluntad: el aprendizaje nos genera una enorme subida de autoestima difícil de obtener realizando otras actividades. Si perseveramos, podremos decir que lo conseguimos y todo mereció la pena.

Aunque en los últimos años se ha comenzado a dar más importancia a los idiomas en la educación, no podemos dejar todo nuestro aprendizaje idiomático en manos del sistema educativo: el 40% de los encuestados por el CIS cree que el sistema educativo español da “poca” o “ninguna” importancia al estudio de idiomas.

 

Por todo ello, lo mejor es no perder ni un día más y comenzar a cumplir nuestro sueño. No solo podemos tratar de aprender a hablar inglés  de manera autodidacta, sino buscando, además, el asesoramiento de profesionales que nos ayudarán a dar correctamente ese primer paso tan necesario. ¡Lo demás es solo constancia y dedicación! Y si aún no te convences, no te pierdas este post en el que te ofrecemos 5 herramientas para que tu propósito de aprender inglés se haga realidad y no se quede en una mera intención para el año nuevo.

Good year and good luck!

 

ASTEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *