¿Está tu empresa preparada para la próxima década?

 

¿Cómo será tu empresa dentro de diez años? ¿Cómo habrá evolucionado tu puesto de trabajo en unos años?

Siempre es arriesgado hacer este tipo de predicciones, pero es obvio que los diversos factores que están empujando la economía mundial en la actualidad nos tienen que servir de predictor y, tras un estudio exhaustivo, una consultoría especializada, Odgers Berndtson, ha elaborado un estudio en el que enumera los 30 factores principales que serán el motor de la economía global de aquí a no mucho. El estudio, publicado recientemente en la revista Observatorio de Recursos Humanos, puede descargarse en la web de la propia consultora.

el inglés será imprescindible para el futuro de las empresasLlama la atención que entre los muchos avances tecnológicos que esta consultora considera clave para el futuro: personalización masiva, modelos colaborativos de gestión, nuevos sistemas de financiación, etc., se nos cuela un clásico. ¿A que ya adivinas cuál? Efectivamente, un buen dominio del inglés.

Según el estudio, en los próximos seis años será vital “contar con vendedores gestionando cuentas globales, responsables de compras negociando con proveedores de todo el mundo, o directores de marketing buscando y entendiendo necesidades globales para sus clientes”, para lo cual hace falta… ¿ya adivinas qué? Sí, inglés. O como lo llama el estudio “English and Ever”.

Así es. El típico nivel de inglés “medio-alto”, lo que a veces desde este mismo blog hemos calificado de “inglés de salón” (me refiero a ese inglés muy correcto a nivel académico, con cierto acento impostado, pero que de poco sirve en la vida real), no es suficiente para comunicarse en situaciones reales o de negociación. Sorprende que, entre todas estas propuestas tan innovadoras, se cuele este caballo de batalla tan clásico de la formación en España. ¿Puede ser que en nuestras empresas tengamos excelentes profesionales, muy bien preparados, pero sin capacidad para dar el salto al mercado internacional? Si ese es el caso, quizá nuestra empresa tampoco esté capacitada.

A veces vale la pena mirar atrás, y recordar que muchas de las empresas que lideraban su sector hace solo una década ya no existen. No se supieron adaptar y con el tiempo desaparecieron o fueron absorbidas por otras más competitivas. Tampoco hay que ser un genio para prever que muchas de las empresas punteras a día de hoy habrán desaparecido dentro de diez años. Evidentemente, las que no hayan sabido adaptarse a las reglas de juego de la nueva economía.  Y me sigue resultando curioso que muchas de ellas sigan descuidando algo tan obvio como la formación en idiomas.

La próxima década estará llena de oportunidades. ¿Estaremos allí?

 

 

David Warner

Director

ASTEXPRO

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *